Belstaff, 90 años de historia

Fundada en 1924 por Eli Belovitch y su hijo Harry Grosberg en Staffordshire, Inglaterra, Belstaff fue la primera compañía en el mundo en usar un tejido impermeable y, a la vez, transpirable, gracias al uso de algodón egipcio tratado con aceites.

El tejido resultante tuvo su primera aplicación en la confección de prendas para motoristas. En la década de los ‘30 siguió perfeccionándose como fabricante de ropa para motoristas, transpirable, resistente al agua y a la fricción. La compañía creó más adelante chaquetas para otros usos, gafas (principalmente para el creciente mercado de la aviación), guantes y otras vestimentas destinadas a mantener al usuario caliente, seco y seguro.
En 1943 nació la famosa “Black Prince Motorcycle Jacquet” de las que, en los siguientes cuarenta años, se han vendido 40.000 unidades anuales (deportistas como Sammy Miller, Phil Read, o personajes como Che Guevara, la usaron). Cuando en los años ‘60 irrumpieron en el mercado las prendas confeccionadas en tejidos de fibras sintéticas, Belstaff continuó fiel a su tradicional uso de sólo fibras naturales.

En los ‘70 nació la famosa chaqueta LX 500, partiendo de un tejido fabricado con nylon Belflex. En 1991, Belstaff presentó una colección, denominada “Evolution”, que constituyó un hito en la historia de las prendas para motociclismo.

Pese a que la crisis textil británica obligó al cierre de la fábrica, la fidelidad a la marca de los clientes dio pie a la instalación de una nueva factoría en Wellingborough, encomendando a Franco Malenotti el diseño de “Belfresh”, fibra de nylon absorbente y transpirable, presentada en 1994. En 1996 Malenotti creó Clothing Company, con la que consiguió elevar de nuevo a Belstaff a la cima del mercado.
En 2002 y se relanzó la colección “Black Prince”, orientada a un público más juvenil. En 2003 se creó el tejido “Ballistic” y George Clooney fue su imagen de marca, aunque también Sete Gibernau, Colin Edwards, Leonardo di Caprio, David Beckham u otros famosos han lucido sus prendas. Su fama y prestigio en en todo el mundo se han plasmado en el uso de sus productos para rodar películas, principalmente, de aviación aunque también de otros géneros.


Tejidos naturales

Belstaff confecciona las prendas de su afamada colección “Pure Motorcycle”, tanto en materiales naturales como sintéticos. En tejidos naturales, podemos encontrar el algodón encerado; un tejido 100% algodón cubierto con ceras naturales, por lo que resiste al agua, sin comprometer sus características de buen ajuste, comodidad y frescura. El algodón encerado, de tradición marítima para la fabricación de velas e impermeables, se incorporó en los años ‘30 a la ropa deportiva, siendo Belstaff uno de los primeros productores en trabajar este tipo de algodón, mejorándolo a lo largo de los años. El encerado de 10 onzas, originalmente desarrollado para Pure Motorcycle, y el clásico de 8, son dos de los productos de mayor éxito de la firma, aunque existen también una versión más ligera para mujer de 6 oz, y otra de 4 oz para la temporada estival.

También se utiliza el algodón recubierto de resina; esto es, una sólida base de algodón natural recubierta de resina, que ofrece un gran confort y una extremada protección al viento y la lluvia, aunque su principal punto fuerte radica en el aspecto estético, único en Belstaff. No hay que olvidar la piel es sinónimo de confort, protección, resistencia y transpirabilidad. La firma británica conserva una larga tradición en la fabricación de artículos en este material desde 1930, ofreciendo productos de cuero encerado, aceitados, y el histórico “Cuero Réplica”, realizado mediante un proceso artesanal y acabado a mano.

Otro de los demandados es el algodón recubierto, tejido 100% algodón recubierto con una película de poliuretano, lo que hace que sea repelente al agua, obteniendo así chaquetas perfectas para uso urbano. A éste hay que añadir una variante recubierta con poliuretano expandido, un desarrollo de Belstaff, compuesto por tejido 100% algodón, recubierto con una película de poliuretano tradicional, y con una segunda capa de poliuretano expandido, que da a la chaqueta su aspecto final único, además de ofrecer la comodidad y la ligereza del algodón.

No hay que olvidar los tradicionales tejidos Jersey, estructura 100% algodón, realizado en un excelente hilo y perfectamente adecuado para cualquier tipo de lavado, y Denim, 100% algodón Denim.

Tejidos sintéticos

Acorde con los tiempos modernos, el catálogo Belstaff también dispone de productos sintéticos como la Cordura 500 encerada, material tradicional, que combina confort y resistencia a la abrasión y el desgarro; su acabado encerado la hace más rica en color y matices. También se hace uso del Kevlar, 100% fibra aramida, extremadamente resistente a la fricción y al calor. Se usa, sobre todo, como refuerzo en zonas críticas. Todos los diseños de la colección Pure Motorcycle se suministran con protecciones inteligentes D3O (excepto el protector de espalda, opcional en algunos modelos), y casi todos ellas incluyen membrana Miporex.


Consejos de uso
Cuide su cremallera
cremallera-1.jpg

Su chaqueta Belstaff monta una cremallera doble situada en la parte inferior.

Por la postura de conducción, le recomendamos que abra unos centímetros la cremallera de su chaqueta, para evitar la rotura de la misma, debido a la tensión que producirá sobre ella al llevar las piernas abiertas mientras conduce su motocicleta.

*Los daños derivados de no seguir este consejo o efectuar un mal uso, no están cubiertos por la garantía.
Siempre como el primer día

La tela de algodón encerado con aceite de soja está diseñada para dar a las chaquetas Belstaff un efecto vintage, logrado con una mezcla de cera natural que cambia su apariencia con el uso, pudiendo mostrar arrugas y manchas blancas o irregulares tonos oscuros.

Como “cera viva”, el cambio de la chaqueta por las condiciones climáticas y el uso, puede causar que esta se derrita o se solidifique, aunque seguirá manteniendo sus cualidades y la repelencia al agua inalteradas.
uso-1.jpg

La tela de algodón encerado con aceite de soja está diseñada para dar a las chaquetas Belstaff un efecto vintage, logrado con una mezcla de cera natural que cambia su apariencia con el uso, pudiendo mostrar arrugas y manchas blancas o irregulares tonos oscuros.

Como “cera viva”, el cambio de la chaqueta por las condiciones climáticas y el uso, puede causar que esta se derrita o se solidifique, aunque seguirá manteniendo sus cualidades y la repelencia al agua inalteradas.

RESTABLECIMIENTO DE LA CERA DE SOJA

Cuando se desee, se puede devolver fácilmente la chaqueta a su aspecto original, simplemente calentando el tejido y frotándolo para que la cera quede uniformemente extendida.

arreglo-1.jpgarreglo-2.jpg

1. Retire las protecciones de la chaqueta (siempre sobre una superficie de trabajo limpia, plana y capaz de tolerar el calor y los residuos de cera).

2. Con la prenda totalmente seca, caliente la tela, utilizando una pistola de calor o un secador de pelo común. El calor derretirá la cera en las fibras de algodón, saturando completamente el tejido y variando el color a su tono original, o incluso un poco más oscuro.

3. Frote la tela suavemente con un paño, o simplemente con las manos, para redistribuir la cera uniformemente, cuando la zona esté aún caliente.

Repita el proceso por todas las partes de la chaqueta, sin dejar áreas sin calentar.

Deje secar la chaqueta al menos durante 24 horas, colgada en un lugar fresco y seco.

Los pliegues blancos y oscuros volverán a aparecer con el uso de la prenda.

Consulta nuestras prendas Belstaff aquí.


Menú

Comparar 0